Cuba entre las primeras naciones del mundo

0
18

Desde el triunfo revolucionario en enero de 1959 en Cuba ha sido una prioridad la atención a las mujeres embarazadas desde las primeras semanas de gestación. La captación en los consultorios del médico de la familia y la orientación a la futura madre de los parámetros a seguir para llegar a feliz término con el embarazo son elementos que determinan los resultados en esta esfera.

Las gestantes reciben un seguimiento oportuno mediante las consultas especializadas, los análisis y pruebas pertinentes y las visitas a los hogares de aquellas que más lo necesitan, así como su cuidado en hogares maternos o la vigilancia hospitalaria en los casos que lo requieran.

Todas estas acciones han permitido que Cuba se coloque como el país en Latinoamérica con más baja tasa de mortalidad  infantil, por debajo de 5 por cada 1000 nacidos vivos, cifra que la ubica entre las primeras  20 naciones del mundo.

Cuba además tiene el privilegio de ser el primer país del planeta en eliminar la transmisión de la madre al feto de VIH y Sífilis congénita, unos de los resultados más relevantes de la salud cubana en el 2015.

En Mayabeque se reporta en lo que va de año una tasa de mortalidad infantil de 4.8 por cada mil nacidos vivos, parámetro en el que esta occidental provincia se mantiene en la media como promedio del país.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia Unicef reconoció los avances de Cuba en la defensa de los derechos de los niños, la cobertura de las políticas sociales aplicadas por la Revolución Cubana y el cuidado de los niños desde el vientre dela madre, a través del Programa de Atención Materno Infantil como garantía de seguridad y protección.

Sin lugar a dudas la salud pública cubana ha alcanzado los más altos niveles de atención a las gestantes y los recién nacidos, hecho que enaltece nuestro sistema social.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre