Contra el tabaquismo, vamos a favor de  la Vida

0
17

¿Qué hacer para salvar a nuestros niños y jóvenes de la muerte causada por el tabaquismo?

Estos son tiempos para vivir con inteligencia y salud. No es posible entonces aceptar que el humo del tabaco arruine nuestros días colmando de enfermedades a los seres queridos.

El cigarro provoca tanto daño a fumadores activos y pasivos que se ha considerado el asesino más cruel de este siglo. Mientras más se propaga el conocimiento sobre los daños que causa, menos conciencia hay acerca del problema.

Cada día son más los jóvenes adictos al mal hábito. Acuden a sitios nocturnos donde el humo rodea a un colectivo donde unos y otros se contagian con las sustancias tóxicas del producto. Muchos creen que llegan más rápido a la adultez porque llevan una cajetilla de cigarros en el bolsillo.

¿Dónde queda el papel de los padres ante este problema? ¿Qué sanciones aplicar a los negligentes?

Ciertamente hay desinterés por un asunto de gran importancia. No solo con charlas educativas en los centros escolares, ni con el incremento de propagandas en los medios de comunicación, ni siquiera con la prohibición de cigarros a menores de edad (que en muchas entidades no se cumple) se logrará convencer a los que ya comenzaron a andar en el camino de esa adicción.

La campaña exitosa contra el tabaquismo se conseguirá juntando manos y en una lucha sin tregua, aplicando multas, minimizando la venta en lugares públicos, elevando el precio de los cigarros, en fin cerrar filas desde el hogar hasta el centro recreativo. Hacer que “no fumar” se convierta en una tradición familiar tan común como cualquier otra.

Alejar a nuestros niños y jóvenes de esa horrible imagen del cigarrillo entre los dedos amarillos por la nicotina y el humo subiendo desde la boca, la nariz, y los ojos del consumidor empedernido que envenena su vida y la de los demás.

Creo que sería oportuno pensar en nuevas opciones para la diversión sana y el esparcimiento libre del cigarro y el alcohol.

Dar a los jóvenes la posibilidad de sustituir el cigarro por otras formas de diversión. Y por supuesto, continuar hablando del tema minuto a minuto, porque definitivamente esto es un asunto de vida o muerte.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre