Con el magisterio en el alma

0
11

 

Al referirnos a lo más insigne del magisterio en San José de las Lajas se hace indispensable consultar la brillante trayectoria del destacado maestro lajero Víctor Mestre Sardina, cuyo nombre distingue a una escuela de enseñanza primaria en la capital de Mayabeque.

Fue maestro de varias generaciones cuya sapiencia influyó en la formación de reconocidos profesionales del territorio lajero al que dedicó su mayor consagración desde su vocación martiana manifiesta en el precepto del apóstol cubano: “No hay nada como sembrar en la tierra y en las almas, con un libro como cetro y una pluma como espada”.

Cronista social por excelencia dejó su impronta en publicaciones de la época como “La voz Lajera”, en la cual escribió artículos sobre estampas, costumbre y vivencias de sus coetáneos, colaborando de este modo con el auge de la cultura popular.

Día a día sostuvo una dura lid contra la ignorancia y el desconocimiento, manifestó constantemente su devoción y cariño por las niñas y los niños, sin dejar a un lado su carácter recio y seguro. Sus proyecciones en la docencia siempre estuvieron   en contra de los formalismos democráticos que frenaban iniciativas y el arte creador.

Sus últimos días transcurrieron en el aula, al magisterio se consagró con pasión y lealtad y supo desde su ejemplo cabal engendrar en el corazón de quienes lo conocieron la fructífera semilla del insaciable saber.

Hoy estudiantes y profesionales del magisterio de la escuela primaria Víctor Mestre en San José de las Lajas honran al maestro que fue y al legado que dejó a la posteridad, inspiración que asumen para hacer fructífero el camino del conocimiento y la integralidad.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre