Camilo: El señor de la vanguardia

0
9

En Camilo Cienfuegos Gorriarán concurren todas las virtudes de un verdadero revolucionario: humilde, enérgico, leal e intransigente. 

Procede de una familia con ideales socialistas y anarquista de pensamiento, tal vez por eso, se escogió como maestra para los primeros años de su vida a una profesional con actitud comunista. 

Creció con esos sueños de defender a los desposeídos. Tanto fue así que desde su tiempo en la primaria no permitió el abuso de los niños mayores hacia los más pequeños. 

De Camilo se conoce su pasión por el deporte. De joven jugó beisbol. Se cuenta que no era tan bueno y por eso no lo admitían en los equipos; pero su perseverancia y el deseo de conquistar sueños lo hicieron merecedor de integrar el grupo para el Campeonato de pelota intercolegial. 

También deseó ser un gran artista. Firmó su boleta y matriculó en la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro.

Desafortunadamente, la situación económica del hogar tronchó sus estudios que solo quedaron en el primer semestre del curso académico de ese año. 

Como buen cubano y víctima de la neocolonia decide ser parte de las protestas populares. Es apresado y torturado por lo que emigra a los Estados Unidos y se une a la oposición revolucionaria en el exilio. 

Camilo Cienfuegos es reconocido como el expedicionario número 82 del Yate Granma. Aunque su aceptación al grupo no fue muy fácil por falta de recomendación, sí se ganó la simpatía y cariño de sus compañeros de lucha. 

De su participación se sabe en la Sierra Maestra muy cerca de Fidel, en el ataque al cuartel de la Plata, al del Uvero, en el primer combate de Pino del Agua, entre otras acciones. 

Camilo integró hasta el último de sus días el grupo de los Barbudos. Jugó en el equipo de los fieles a la utopía aunque se alejara en el horizonte. 

En su último discurso, considerado su testamento político define su condición de revolucionario. Destaca la firmeza de sus ideales y la dignidad y valor del pueblo que lo recibió triunfante en la Caravana de la Libertad.

Su manera desenfadada de actuar, su naturalidad y sencillez lo acercan a su gente como: Camilo, el señor de la vanguardia.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre