Camilo Cienfuegos, siempre en nuestras vidas

Camilo-Cienfuegos-foto-tribuna-de-la-habana

Camilo, desde tu corazón sube tu aroma como desde la tierra. La luz hasta la cima de la loma. En tu piel, ahora de multitudes de pueblo revive tu latido. La noche y el día que respiras, la sangre que recorre tu bravura hasta llegar al más pequeño pedacito de tu querido suelo.

Camilo alegre, vivo en cantos y sueños. Resurges cada octubre en cada niño, joven o adulto y todos los días con desenvuelta facilidad como las circunstancias cotidianas de la vida. Con esa forma personal e imaginativa entras victorioso por tu pueblo.

Te siguen el traje de campaña que no descansa y el sombrero alón con alas de vuelo infinito como las piedras en el agua. No te pares estás vivo en este clamor de racimos de flores de toda clase recordándote, queriéndote como nunca, en el mar, en la tierra, en el enmarañado bosque de la Sierra Maestra.

No estás lejos ni un solo día, haces tanta falta. Comandante Cienfuegos, no te vayas nunca de este pueblo porque es largo el día y en las horas que pasan se unen las gotas del desvelo y tal vez todo el mundo que anda buscando paz la encuentre  en tu tierno corazón.

Camilo Cienfuegos, siempre en nuestras vidas
5 (100%) 4 votes

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar