Camilo Cienfuegos, siempre en el corazón del pueblo

0
97
camilo-cienfuegos Foto.razones-de-cuba

Resulta justamente una pieza de alto valor patrimonial el expediente de Camilo Cienfuegos en la Academia de Bellas Artes “San Alejandro”. Descubrir y amar la escuela define el alma sensible de quien cree en la creación como suceso indispensable para transformar para bien el mundo.

De esa infinita ternura da fe la visita a San Alejandro tras la victoria extraordinaria del Primero de enero, y la cálida sonrisa de siempre donde esa vez se certificaba el reencuentro del guerrillero con uno de sus sueños queribles: esculpir, experimentar, renovar, fundar.

Con el fusil al hombro, en la Sierra y en el Llano, pudo cumplir esa tarea en términos de emancipación. En todo caso, esa página en la existencia de Camilo sería una premonición: desde muy antes de marchar a la inmortalidad el 28 de octubre de 1959, ya había concebido su hogar en la creación artística, muy  agradecida por  los suyos, para ser efectivamente verso, relato, imagen, obra documental, que misteriosamente cobran mayor utilidad con el paso de los años.

Bastó solo un segmento de tiempo de heroísmo, para tener un sitio permanente en la historia. El Comandante Cienfuegos supo como pocos sembrarse en la oralidad de un pueblo entero, para que la epopeya transitara de generación en generación.

Lo saben de memoria en las estribaciones de la Sierra Maestra, en la cuenca del Cauto, en cada capítulo de la Invasión. Aún asombra esa capacidad de tejer la leyenda y hacerse un lugar en esa urdimbre sin proponérselo siquiera.

El legado del Comandante de la eterna sonrisa debiera ser inspiración, la necesidad de cultivar una y otra vez el árbol de la fidelidad, porque ciertamente el camino ha sido largo y difícil con peligro para la fe.

Falta la lectura perforadora (como siempre quiso Martí) de esas páginas de un hombre que quiso ser constructor de un mundo mejor, y se inventó un instrumental de guerrillero con la sensibilidad de un estudiante de San Alejandro.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre