Ania Pino, eterna periodista

0
18

Desde el inicio de las actividades del concurso y evento teórico Ania Pino in Memoriam, en San José de las Lajas el pasado 5 de noviembre, comencé a admitir que en realidad yo no conocía a la merecedora de tantas muestras de respeto y cariño, pues solo sabía que era una buena periodista del territorio.

Sin embargo, la ceremonia en el parque Camilo Cienfuegos aquella mañana comenzó a indicarme que había mucho más en el aval de aquella joven admirada por todos.

El homenaje ofrecido en su honor en el lugar donde reposa, fue también una muestra fehaciente de cuánto amor le guardan los corazones de quienes le conocieron, pues no sería sencillo imaginar que a 10 años de su desaparición física, tantas personas tengan que contener aún, a duras penas, las emociones a punto de estallar cuando en hermosas décimas su nombre es invocado.   

El encuentro efectuado en el teatro del Gobierno provincial resultó la fuente biográfica de la vida de Ania, en voces de las protagonistas de su formación intelectual en todos los niveles. Allí quedó bien claro entonces, que no se trataba de una periodista, así no más, sino de una mujer cuya valentía incluso  le marcó temprano con inmerecidos reproches, que en lugar de amedrentarle la impulsaron en busca de nuevos desafíos. 

Por eso hoy, al pasar el evento ya no me sorprende que alguien tuviera el acierto de crear en su honor una canción, síntesis en lírica acertada de quien fue intrépida y rebelde cuando las sombras clamaron por su luz.

Ania Pino se replica hoy en nuestra sociedad en cada comunicador, discípulo de su conducta, a la que encontraremos junto a la adversidad y el triunfo, y la que inspira la fe para encontrase de nuevo victoriosa, porque a ejemplos de su talla les pertenece el futuro y la eternidad, como lo refleja el cantor Raúl Torres al evocar en su  canción la singular esencia de  Ania Pino. 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre