Adiós a un gigante

0
24

Transcurren cuatro días de que el pueblo de San José de las Lajas acoja con pesar y tristeza la partida física de Fidel, cuatro días de reafirmación revolucionaria, de homenaje póstumo a lo largo y ancho de nuestro archipiélago al guía indiscutible de la Revolución Cubana. 

En la primera jornada de homenaje manifiesta en la firma del juramento ante el concepto de Revolución sabiamente expresado por Fidel el primero de mayo del año 2000, la capital de la provincia Mayabeque resultó un mar de pueblo en su más sentida demostración de respeto y amor a nuestro líder en su último adiós. 

Niños, estudiantes, combatientes, profesionales y trabajadores de todos los sectores se dieron cita en la marcha que los condujo a la firma de juramento en los diferentes puntos del casco urbano y sus comunidades. 

Al cierre de este primer día de homenaje más de 31 000 pobladores del territorio lajero habían concurrido a tributar honores al discípulo de José Martí, al hombre cuya vocación humanista lo hacen merecedor de admiración en todo el mundo. 

Estudiantes extranjeros que cursan estudios en este municipio acudieron también a ese último encuentro en el que respeto y agradecimiento se unen como tributo a Fidel a quien profesan infinita gratitud por su solidaridad con los pobres del mundo. 

Mayabeque, provincia próxima a cumplir su sexto año de creada continuará con el legado que nos dejó, cumpliendo con el concepto de Revolución, viviendo este momento histórico con la convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la pujanza de la verdad y las ideas, legado que nos deja el guía de esta Revolución. 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre