A propósito del Día Internacional del Idioma

0
15

Vivimos jornadas de celebraciones por el Día Internacional del Idioma.  Cada 23 de abril y sus días próximos nos regresan temas inacabables, ciertamente expeditos sobre la lengua.

De lengua materna y programas docentes se vuelve a discutir, y hasta pensar estrategias nuevas.  Igualmente de democratización y de vulgarización de la lengua se cuenta durante estos días.  El idioma y la certificación de una identidad nacional, representa más concepto o línea temática, una cuestión que define a un pueblo: su alma energía, entusiasmo y permanencia. 

Es difícil encontrar otro país como Cuba que consciente e inconscientemente haga tanto en el mundo por la lengua española.  Los estudiantes extranjeros aprenden aquí sus herramientas y encantos.  Los internacionalistas cubanos conciben en español su entrega y cada mensaje de fraternidad. 

Quizá por eso duela tanto que a pesar de intentos, aún no exista una política lingüística eficiente en Cuba.  Solamente eso explicaría que un teatro con el nombre de Amadeo Roldán, con una sala llamada Alejandro García Caturla, ambos de obra musical cubanísima, tenga lumínicos con la palabra inglesa exit, donde bien debía decir “Salida”.  O que una iniciativa tan cubana como los grupos electrógenos tenga por ahí un letrero que advierte danger en vez de “Peligro”. 

Los letreros stop, no smoking, y rent a car, por ejemplo, donde sean imprescindibles, deberán estar acompañados por la palabra o la frase en español, y por supuesto, con mayor destaque en nuestro idioma.  Si la lengua es identidad nacional, la aplicación de la política lingüística contribuye a salvar el alma de la Patria.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre