A las puertas nuevo curso escolar

0
14

El primer día de septiembre marcará en Cuba el comienzo del nuevo curso escolar 2014-2015, fecha en que todas las escuelas, como es tradicional en la mayor de las Antillas,  abrirán sus puertas a educandos y maestros.

El pasado período lectivo trazó las pautas para un mejor desempeño en el que se avecina, de ahí que resultan primordiales la calidad y el rigor en el proceso docente educativo. 

Tras el  receso escolar que finalizará al cierre de agosto, iniciará en San José de las Lajas y todo el país una etapa de consagración en el sector educacional que implica la unidad de acción de maestros, alumnos, familia y comunidad, elementales para fortalecer el correcto desarrollo del curso escolar. 

El estudio diario, la responsabilidad, disciplina y la calidad de las clases autenticarán el éxito de la etapa que está por comenzar, la cual requiere también una mejor atención a los profesores. 

Ahora es común ver en cualquier barrio de la capital de Mayabeque a las familias supervisando detalles para tener todo listo el primero de septiembre, por lo que las costureras ultiman correcciones en los uniformes escolares, madres y padres u otros familiares compran mochilas y otros útiles necesarios. 

Y es que en Cuba la apertura de cada curso escolar no deja de ser un acontecimiento, aunque de algún modo pueda parecer rutinario por la normalidad en que trasciende desde hace un poco más de medio siglo, cada inicio de curso suma a todos en esa buena manera de aplaudir la gratuidad en la enseñanza, la armonía y la garantía del saber, lo cual es máxima alegría. 

Agosto va camino a su fin y llegará septiembre, con él, un nuevo período lectivo, una nueva etapa que exigirá conciencia, enfrentamiento al fraude y a toda actitud que ponga en detrimento la perspectiva de la enseñanza en Cuba, que tiene la perspectiva de formar cabalmente a los educandos. 

Llegará septiembre en breve, también será el encuentro de amigos tras un período de receso;  cada escuela dará la bienvenida a sus colectivos de trabajadores y estudiantes y además del regocijo, sumarán razones  para hacer de cada día la jornada más óptima en ese empeño vital que es aquilatar el conocimiento.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre